Go to ...

Madrid Al Día

Diario de la Comunidad de Madrid

RSS Feed

10 razones para legalizar las drogas


Por su interés reproducimos el siguiente artículo publicado por Adolfo D. Lozano en el Instituto Juan de Mariana:

marihuana4De un tiempo a esta parte está surgiendo un debate que durante largo tiempo –por no decir siempre- pareció inexistente: el de la legalización de las drogas. En los últimos años, en EEUU más de 15 estados han legalizado la marihuana, y más de una veintena la han legalizado para propósitos médicos. Hoy, lamayoría de los estadounidenses apoya la legalización de la marihuana. Pero ¿por qué hemos de apoyar la legalización y libertad de drogas? He aquí 10 razones:

1.- La guerra contra las drogas es financieramente insostenible.

Este marcador cuantifica el gasto en la guerra contra las drogas en EEUU lo que va de año; en concreto más de 40.000 millones de dólares anuales. No hay que olvidar que todos estos onerosos gastos los soporta el contribuyente mediante impuestos.

2.- Dejaría los tribunales poder encargarse de los verdaderos delitos.

Me refiero a verdaderas injerencias contra la libertad y propiedad de terceros como robos, fraudes, o agresiones físicas ya que el acto de consumir drogas no atenta contra libertad o propiedad ajena. Nos solemos quejar de lo colapsada que está la justicia. No contribuyamos a ello juzgando crímenes donde no los hay.

3.- Se protegerían otras libertades civiles

En la llamada guerra contra las drogas, múltiples libertades civiles saltan por los aires en el camino. Registros, invasión de la privacidad, censuras y otras prohibiciones asociadas parecen casi inevitables en una contienda inacabable. Legalizar las drogas parece parte ineludible de la restauración de muchas libertades civiles agredidas.

4.- Las drogas serían más seguras

Se ha llegado a considerar que la abrumadora mayoría de muertes por el consumo de drogas se debe a la falta de dosis estandarizadas, algo que naturalmente haría un mercado abierto.

5.- Se contendría la extensión de enfermedades como el VIH

Como D. R. Blackmon afirma en su obra “Moral Deaths”, la prohibición de las drogas ha contribuido a la extensión del VIH entre los usuarios de drogas de administración intravenosa. Otras enfermedades como la hepatitis también aumentan como consecuencia de estas drogas fuera de cualquier control del mercado legal. Al estar prohibidas las drogas, se ha limitado la venta de agujas esterilizadas. Legalizando las drogas, serían éstas más seguras y se permitirían libremente la compraventa de utensilios higiénicos. La legalización de drogas en 2000 en Portugal ha llevado a reducirse el contagio por VIH entre usuarios de drogas en este país a prácticamente el mínimo europeo.

6.- Se erosionaría el crimen organizado

Cuando un bien se declara ilegal, ¿quién se encarga típicamente de distribuirlo y ofrecerlo? Como debería ser obvio, pues aquéllos expertos en saltarse la ley. Los precios además de los bienes o productos prohibidos suben vertiginosamente, en parte por los elevados costes de operar al margen de la ley. Así pues, con la prohibición atraemos a los expertos en saltarse la ley con el atractivo extra de pingües beneficios. Legalizando las drogas, cualquier persona respetuosa de la ley y el orden podría concurrir al mercado abierto de estos bienes y productos. Como decía Friedman, la ilegalización estimula la cartelización del mercado de drogas puesto que no está sometido a una libre competencia.

7.- Se reduciría la corrupción policial

La ilegalización de las drogas genera precios desorbitados, que se traducen en muy elevados beneficios. Beneficios que la ley, a través de la prohibición, considera ilegales. La corrupción policial se veseriamente agravada en el actual escenario prohibicionista, y con ello la propia policía encuentra un obstáculo a combatir más eficazmente unos bienes que de por sí son imposibles de eliminar.

8.- Muchos países serían más seguros

Hay regiones y países como Colombia, Nicaragua u otras donde la prohibición de las drogas ha hecho estragos hasta el punto de cobrarse muchas vidas por parte de organizaciones terroristas. La legalización de las drogas dejaría de alimentar esas mafias y grupos armados terroristas.

9.- Se reduciría su consumo

Aunque al principio podría parecer extraño, el efecto de atractivo que crea la prohibición concuerda con la realidad. Por ejemplo, de acuerdo a un estudio sobre adicción a las drogas en Europa de 2009, los holandeses están entre los que menos tasas tienen de consumo de cannabis a pesar de estar legalizado en su país.

10.- No se puede prohibir la naturaleza

Prohibir sustancias que existen en la naturaleza es ridículo en tanto que no van a dejar de existir. El único modo de saber convivir con estas sustancias es legalizarlas, del mismo modo que el alcohol podría verse como perjudicial para la salud pero su prohibición sólo lleva (y ha llevado) a todas las consecuencias mencionadas. Igual que sabemos convivir con el alcohol, debemos saber convivir con cualquier otra sustancia.

Nadie niega lo perjudicial que pueden ser las drogas. La cuestión es reconocer que todo lo probablemente malo en ellas pasa a ser ciertamente peor con su prohibición.

Share with:

Tags:

About Redacción