Go to ...

Madrid Al Día

Diario de la Comunidad de Madrid

RSS Feed

No se trata de “incitación al odio”, se trata de permitir la libre opinión o prohibirla


Dice el artículo 500 bis del Código penal vigente español que cometen delito de odio penado con cárcel de uno a cuatro años “aquellos que públicamente fomenten, promuevan o inciten directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo, una parte del mismo o contra una persona determinada por razón de su pertenencia a aquél, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia, raza o nación, su origen nacional, su sexo, orientación o identidad sexual, por razones de género, enfermedad o discapacidad”.

Este es el artículo que pretende utilizar la Fiscalía para que el Juzgado correspondiente prohíba la circulación del autobús de Hazte Oir que lleva el lema “Los niños llevan pene, las niñas tienen vulva, que no te engañen”.

Entiende la Fiscalía que los dirigentes de “Hazte Oír” habrían incurrido en un delito de odio pues de su lema se podría inferir, entiendo, que estos señores están fomentando el odio hacia los transexuales. Pero en fin se trata de una interpretación, y parece ser que la hasta ahora sacrosanta libertad de expresión debe ser quebrada para que los transexuales no se sientan ofendidos. Es decir existe un derecho a no sentirse ofendido por las palabras que puedan decir o escribir otras personas.

Lo que dice “Hazte Oír” puede ser o no puede ser. Lo cierto es que el famoso lema del autobús está atentando contra una nueva verdad oficial, algo así como negar el cambio climático, lo cual tampoco se puede decir sin que seas tildado de querer acabar con la Madre Tierra y no querer ayudar a los pobres osos polares, un animal salvaje que tiende a comerse todo lo que encuentra a su alrededor y que sin duda se comería al calentólogo de turno si lo tuviera a mano. Y eso no es lo que debe estar ocurriendo pues a pesar de lo que dicen los alarmistas calentólogos, el número de osos polares cada vez es mayor. Visiten una página web que se llama Desde el Exilio y verán que no es cierto, que los osos polares para desgracia de las focas y los pobres pingüinos cada vez son más y siguen con el mismo apetito.

No entro si es cierto o no es cierto lo que dice “Hazte Oir”. Me da que puede serlo pero en fin, no entro. No lo discuto. Es posible que existan estudios que lo nieguen pero en principio parece que Hazte Oir no ha escrito ninguna barbaridad. Entiendo que los expertos en el tema deberían explicarnos las razones por las que el lema de Hazte Oir está equivocado. Esto de prohibir nunca ha dado resultados. Véase la historia de la humanidad.

Pero no nos engañemos lo que estamos hablando en este caso es de Libertad de Expresión. Parece ser que utilizando el llamado delito de odio ahora ya no se pueden decir determinadas cosas, que hay que autocensurarse, que ahora mismo no podemos contradecir una verdad oficial sin incurrir en un delito de opinión. Esto pasaba en la Unión Soviética, en la Alemania Nazi, en la Italia de Mussolini, en la República Democrática Alemana y en la China Comunista e incluso en la España de Franco.

Pero se supone que ahora en España existe libertad de opinión y de expresión o eso se nos ha hecho creer.

En definitiva, como escribió Rothbard “todo libertario tiene que defender, necesariamente y al máximo, la libertad de expresión. La libertad de decir, imprimir y vender cualquier texto se convierte en un derecho absoluto, en cualquier área que deseen abarcar el discurso o la expresión”.

En ello estamos.

Share with:

About Redacción